ARREBATADA DE MÚSICA, CON CANCIONES QUE TE NOMBRAN -TODAS LAS CANCIONES TIENEN TU NOMBRE- DOS MIL PASTILLAS POR SEGUNDO, TRES MILILITROS DE AMOR CAYENDO DESDE EL CIELO. TE DIGO: LEE LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER, YA LO LEÍ, ME DICES, NOMBRO EL AMOR COMO DECIR LLUVIA. LA LEVEDAD Y EL PESO NO ES CUESTIÓN DE FILOSOFÍA ES UN PROBLEMA DE VIDA, TE DIGO. Y ESCUCHAMOS "AFICHE" DE ADRIANA VARELA


MONÓLOGO A "LA MAGA"

A Olga y sus enanos de Irlanda

El amor sobrevive los parques carcomidos por el óxido. A veces se pasea por las plazas buscando un beso, se llena de nostálgia. Trasciende las edades históricas de mi piel. Se queda solo, consumiéndose, solo. Intenta, persigue, nunca se sacia. Nadie sabe si es ego hablar de conquistas, pero el amor no sabe esperar. Se sienta en los bancos con su boina negra y su rostro pálido de lunas, a esperar a la mujer de medias rotas y hazañas. Es cuerpo fugitivo en la noche, con máscaras para hacer reír. Una Andrómeda vestida de lunares con una flor en las mejillas y un rosal muerto en la espalda. La niñez tránsfuga, el olor del metileno puro en las axilas de una mujer cazada, el olvido del huerto bajo la penumbra del árbol. Una mujer enamorada poniendo canciones a la noche, una mujer en la ventana ejerciendo su arte poética. Cancionera de amor en un cuarto vacío con luciérnagas. Hambre enredada a la sangre, ansias de morir, brazos abiertos en las calles, sol que da en el pecho destrozado. Es apagar las luces rompiendo la continuidad del día, entonces ventana obscura y cerrada, y por lo tanto, Cadenas rompiéndose el culo con un poema para tí. Eclosión de pezones en el irreductible espacio de la habitación, fantasmas que en la noche revuelven la tierra. Una cueva sin Alicia y sin licencia de tiempo. Una fractura llamada espacio, el apeiron.

Adriana Duré.











Entradas populares de este blog

ARIADNA LA MINOTAURO y su laberinto:

POST POÉTICA: Siempre y cuando no se ignore la realidad, puede justificarse la huida del mundo en épocas oscuras de impotencia. Hannah Arendt.

3 MANERAS DE HACERTE EL AMOR: "Mientras me inclino para besarte sé que vivo dos veces la vez de esta noche tibia de otoño en la que te acaricio con las manos con los dedos con el pensamiento y con la voz y la sobrevida de tu memoria donde nos amamos más allá del tiempo en medio de la ciudad iluminada y silenciosa que no duerme porque estamos en vigilia vigilia del goce vigilia de amor." Cristina P. R.