Entradas

Mostrando entradas de junio 8, 2014

Nina Simone- I Put Spell On You

A ti, que aún no sabes quién eres: 
La noche hoy puede ser tan corta o tan larga como decidas que sea, a veces la noche solo es, pero hoy la noche es algo más...y mientras escuchas esta voz que te insta y la vida empieza por difuminarse y antes que desaparezcas por completo y tu sangre sea un río blando corriendo por las entrañas de la tierra, espero que leas ésto:
AFTER SUCH PLEASURES



Esta noche, buscando tu boca en otra boca,
casi creyéndolo, porque así de ciego es este río
que me tira en mujer y me sumerge entre sus párpados,
qué tristeza nadar al fin hacia la orilla del sopor
sabiendo que el placer es ese esclavo innoble
que acepta las monedas falsas, las circula sonriendo.

Olvidada pureza, cómo quisiera rescatar
ese dolor de Buenos Aires, esa espera sin pausas ni
esperanza.
Solo en mi casa abierta sobre el puerto
otra vez empezar a quererte,
otra vez encontrarte en el café de la mañana
sin que tanta cosa irrenunciable
hubiera sucedido.
Y no tener que acordarme de este olvido que sube
para nada, pa…

Andy Duran y su Latin Jazz Band - ¿Qué te pedí?

Fue en Juan Sebastián Bar, un poco antes de salir a la fuerza, y que un militar mentara mi madre después de bendecir un poco la suya, porque bailé a rabiar sola, sola como una loca en medio de una plaza. Y un poco antes que el ron selecto y el arrabal de la noche me embriagaran, y te sacara a bailar en medio de partidarios de una democracia derruida entre alcoholes e historia. Afuera, más tarde, difuminada y clara, como la luna cayendo por las calles enloquecidas. Sólo así te quise.


A veces en la noche más corta del siglo, regreso a reunirme con mis fantasmas y regresas también tú, como el fantasma de Blok en un verso de Marina Tsvetáieva. Pero simplemente, a veces nada es suficientemente fuerte para recuperar el amor de lo muerto.

Imagen
ÁRBOL DE LA TOTALIDAD ANALÍTICA

Recurro a ti y otra vez te amo
Cristina no previó que mientras tomabas fotos de mi bello púbico y las estatuas de Marx sonreían en las plazas las librerías extrañaban tus gestos tu dedo en mi espalda
Otra vez esta noche quizás te amo entre Budha y tú dos cervezas  un té  un tai chi a la orilla del mundo
dos cervezas más    pato laquedado en "El Palmar" dos cervezas y tus labios dos cervezas y el peregrinaje a tu oscuridad recién hecha exploración de caderas rocosas mar de lamentos en tus ojos cerrados la nada con sus juguetes amorosos nos tiende la trampa
Esta noche Cristina nos olvidó en sus poemas “nada dice nada acerca del amor” “un travesti se pasea, pide fuego”-Cristina Peri Rossi- Nada dice nada sobre ti y tu arritmia después de hacer el amor después de estar con otra con tus labios de ópalo nada dice nada después
y en la noche siempre alguien pide fuego y en el amor siempre alguien quiere fuego

Este poema impactó mi forma de comprender y aproximarme a la cotidianidad cuando estamos en Amor. El Amor nos salva de todo, de las salvajes guerras, del exterminio, de la violencia, porque estamos sumidos en el otro, fusionados con el otro, a través del cual únicamente miramos al mundo, escuchamos al mundo y vivimos en el mundo. Este acto de perderse de sí mismo, esta nueva y ambigua exploración es también reconocer todo lo demás de un modo sublime.

Imagen
<<ONCE DE SEPTIEMBRE>>
                                                                    CRISTINA PERI ROSSI











El once de septiembre del dos mil uno mientras las Torres Gemelas caían, yo estaba haciendo el amor. 

El once de septiembre del año dos mil uno a las tres de la tarde, hora de España, un avión se estrellaba en Nueva York, y yo gozaba haciendo el amor. Los agoreros hablaban del fin de una civilización pero yo hacía el amor. Los apocalípticos pronosticaban la guerra santa, pero yo fornicaba hasta morir –si hay que morir, que sea de exaltación–.
El once de septiembre del año dos mil uno un segundo avión se precipitó sobre Nueva York