Entradas

Mostrando entradas de julio 13, 2014

Para George Bataille el trabajo en un mecanismo para distraer al ser humano de su parte más animal, el anhelo de satisfacer su deseo sexual. El trabajo te limita a realizar lo que nuestros límites prohíben. Sin embargo, toco tu pierna, te toco, entre los escritorios y las miradas casuales del público. Te toco, extrayendo el ruido profundo del placer de tu boca silenciada por paredes blandas. Y te toco, trabajo, te toco y somos la "continuidad de dos seres discontínuos".

Imagen
LA PARADOJA DEL APETITO



Preciso esta noche
una lámpara                                                                                                                                para SOBREVIVIRTE











tus ojos de túnel  tu boca de muessel sagrado la exploración del infierno dantesco entre los reductos de tus piernas
tensando la muerte sólo un sorbo de la angustia letal
de tu bilis











el cinismo de un Diógenes de Sínope
la transgresión de Urriola en papel blando
el desorden del erotismo en la piel de la mariposa

para sobrevivir

al éxodo de tu deseo


a la convulsión de Caracas después de la lluvia.







A VECES EL DESEO ES TAN GRANDE, que nada lo puede contener: "La provocación del DESEO QUEMA; puede consumir hasta su fin la riqueza; puede consumir la vida de aquel cuyo deseo provoca." Georges Bataille.

Imagen