VIAJE DE REGRESO

Esta vez
era yo buscando tu cuerpo
deseándote en las esquinas
leyéndote
en lugares solitarios
donde el olor del pan tostado
y el vaho dulce
de tu sexo
se confundían

Esta vez
en la Ronda San Pedro 12
te deseé
entre hermosas catatumbas
burguesas
entre mujeres jóvenes
que fumaban un porro
en realidad deseando
una caricia

Te deseé
como nunca
alguien desea
en un país extraño
la marca irreversible
del desamor en tu espalda

En las farmacias
donde solo había medicina contra la gordura

te deseé

donde el sol suave entraba por tus grandes pestañas
haciendo sombra
a la estatua
de una mujer desnuda
cagada por pájaros
te deseé











Te deseé
en aquel lugar de salsa
donde una pareja coreana peleaba en inglés
cerca del puerto
ella decía también
te necesito
pero la luna yacía redonda en un bosque oscuro
y tu escote rosado
solo iluminaba su rostro

te deseé
desde la estación Alfonso X
hasta la ciudad universitaria
y el cielo te lo juro
era redondo
y en los cafés
convertidos en bares
después de las once
y cuando me atropelló un ciclista alemán
te deseé
y cuando me perdí buscando tu bufanda
árabe
y solo conseguí
pantaletas marroquíes a un euro
te deseé

ya no hay nada
solo un deseo profundo
irreprimible
que dejo
en ese mar
donde tu ojos (también tu cuerpo completo)
irán a naufragar

te deseé
y es un viaje largo
de regreso
del deseo.





Entradas populares de este blog

ARIADNA LA MINOTAURO y su laberinto:

ÁGAPE: ERÓTICO DE CARNES Y ENSALADA AL ORGASMO

NOCHE en TRISTE: El vino sabe a verdad, a tormento, a llanto. Esta noche la vida escribe trilce sobre mi piel y con sus dedos dibuja la angustia.