Paralelepípedo: A veces puedo verme en ti cuando hago ecuaciones.

Lita Cabellut

Creí ser inteligente precipitándome sobre la esfera
el mundo es perfecto 
una esfera perfecta
una retina 
el agujero del volcán a punto de explotar
la manzana sin caer
ese niño que traza trescientos sesentas grados sobre el papel
el sol completo sobre el mar
el alma llorando
la lluvia cayendo
quería decir el aullido redondo
Lita Cabellut
la fatalidad sobre la espalda
el sonido del rap a través de la noche
una taza de café
los ojos cansados mirando la desilusión
el sufrimiento en la intemperie
las voces que se pierden entre las hojas secas del bosque
la rueda oxidada de aquel parque
la gota que cayó en la acera justo cuando se la llevaban
el mundo que gira
el compás del chico que dibuja
el rostro del que reconoce el sufrimiento
Lita Cabellut
el retorno que empieza en el cuerpo
la luna grande encima de la verja
el grito de los grillos que sólo pueden cantar
y la lluvia que sigue cayendo en la calle
entre las ruedas del camión
y la boca abierta alucinada
y el aro gigante que rueda multicolor cuando la eternidad del sufrimiento sucede
y la ilusión que es redonda porque siempre regresa intacta
para otros
la boca de la barquilla helada
el hueco de tu corazón que estremece la luna redonda sobre el mar lejano.

Entradas populares de este blog

ARIADNA LA MINOTAURO y su laberinto:

¿Qué es una cosa que piensa? Esto es una cosa que duda, que concibe, que afirma y que niega, que quiere, que no quiere, que también imagina y que siente. Ezra Heymann.