¿Qué es una cosa que piensa? Esto es una cosa que duda, que concibe, que afirma y que niega, que quiere, que no quiere, que también imagina y que siente. Ezra Heymann.



La Belleza no es
El Mundo no es
 Tú no eres

Tengo ganas de llorar
tal vez porque este encuentro es una sentencia
¿Qué es una cosa que piensa?
Los perros aúllan en la entrada de la habitación
tengo ganas de decir alguna estupidez que sólo precipitará el silencio
algo que duda siempre

ayer compramos jabón
te lavé el cuerpo
salía espuma
nos reíamos de la muerte que se desvestía en nuestros cuerpos
llorosos

no quiero tener hijos
en el mundo hay un columpio feliz
seguro
pero no quiero tener hijos

tu espuma es transparente
tu cuerpo también afirma y niega
te hago el amor pensando en Haymann
hay cosas como la muerte de Heymann
aquella película de Tarkovsky que no terminamos de ver
lienzo blanco sobre tu torso suave
la belleza inacabada de la brisa que desdibuja tu figura cuando fotografío tu nariz
Platón acaba de descubrir en tu vientre el placer
te tomo como a un libro que no tengo tiempo de leer
no acabo las palabras
no acabo de entender la filosofía
mis manos deambulan por tu cuerpo
la luna se asoma por la ventana
el perro ladra
hay lluvia en mi boca
y ganas de llorar
deambulas siempre
en mi ojo insustancial se pierden los sonidos
te permito la admiración
todo se contrae como el orgasmo
como la vagina a punto de saciarse
ayer pasaba mi lengua sobre tu cuerpo triste
todo decía que desapareceríamos
que no seríamos felices
pero la felicidad no es volar.

Entradas populares de este blog

ARIADNA LA MINOTAURO y su laberinto:

3 MANERAS DE HACERTE EL AMOR: "Mientras me inclino para besarte sé que vivo dos veces la vez de esta noche tibia de otoño en la que te acaricio con las manos con los dedos con el pensamiento y con la voz y la sobrevida de tu memoria donde nos amamos más allá del tiempo en medio de la ciudad iluminada y silenciosa que no duerme porque estamos en vigilia vigilia del goce vigilia de amor." Cristina P. R.

POST POÉTICA: Siempre y cuando no se ignore la realidad, puede justificarse la huida del mundo en épocas oscuras de impotencia. Hannah Arendt.