Entradas

Mostrando entradas de 2018

INSTRUCCIONES DE VIAJE

Imagen
Al partir de viaje se deben llevar las maletas vacías de todo prejuicio contra los aviones, el color del cielo, la temperatura de las hojas, el sabor de los besos, el olor de los insectos si es verano, el movimiento bipolar de los ríos que tentativamente pueden cruzar ciudades.
No es imprescindible una destreza de movimiento corporal para situarte en un país extraño. Basta con tomar un aeroplano de dimensiones ocultas y tratarlo como si fuera un aparato de escala mínima que cabe en tu bolsillo. De manera que tú no estás volando dentro del aparato si no que tu cuerpo desplaza ese pequeño aparato volador en el lugar del sueño. Volar entonces es un acto pluridimensional, reductible, mágico, que acaece en alguna parte de ti mismo permitiendo que el vacío producido por algún tipo de suspensión en el aire sea más bien un gesto que hacen tus manos seguido del resto de tu cuerpo. Otra cosa imposible de olvidar es llevarte tus ojos. No la cámara de tus ojos. Llevarte un buen par d…

AMENAZA DE REVUELTA

No hay ningún romanticismo
en estas ganas de hacerte el amor
sin pensar en la cola del metro para el ticket
en la ausencia literal de la copa de vino
el café
hasta de la insustancial fórmula para lavar
mis manos antes del gemido

porque en la película cortaban la imagen justo
cuando la cotidianidad con sus tragedias
resultaba exultante para dos horas de rodaje

Y yo querré superar con ventajas
el hecho inquebrantable que deberé
vivir el triste recorrido desde el deseo que me conmueve
de este sillón agujereado hasta tu casa
y de regreso junto a la amalgama humana y objetiva
de la ciudad que me devuelve su calle húmera
oscura
tristísima
el olor del río que embriaga torpemente los descampados
del metro que se confunde con el perfume láguido de tus víceras
en mis dedos
no querré que llueva sobre mí la inmundicia de la ciudad entera
con sus charcos sus voces cíclicas lejos de tu cuerpo
inmutable en el ardor de mis visiones
no querré detrás tuyo el aciago arrullo de la tormenta

no hay romance…

POSTALES DESDE SHANGHAI

Notas Básicas de Shanghai
caen desde los techos tus ojos ahogados
los cuerpos de las postales abrazados
en un fuego hambriento
dos mujeres de shanghai disparadas entre mojitos de fresa
y relojes dibujados en papel de hilo
quién eres

compré una postal en el barrio de los mojitos gigantes
un perro tatuado posaba delante de la tienda de los retratos
tu piel de avión sobrevolaba la noche como un incienso
compramos souvenir a diez yuanes
pedí un cigarrillo en la entrada del local
una francesa del sur cantaba ne me quite pas
escuché a Nina Simone retumbar entre las callejuelas de la noche
un gato acariciaba sus mejillas en el filo del techo corroído
fumé mis mejores cigarrillos esperando
que se abriera esa grieta que dibuja la noche en los cuerpos heridos
o tal vez que apareciera entre los retratos de esa tienda
tu rostro pintado de escamas que alumbran la noche

ahora hablo con los huesos del amor
la postal cubre un libro de Lempicka
no puedo romper ese diálogo
la mermelada ha cubierto tod…

LOS PERROS QUE SONREÍAN

Los perros locos mordían la cal
vendimos hasta el último libro
porque no cabían en la maleta 
pero dejamos el amor
todo el amor por el polvo que se esparcía como la cal
sobre nuestros rostros
dejamos el amor que sentimos por el lenguaje
de los taxistas
la palabra escrita nos la sabíamos de memoria
sus conjugaciones formales el del cuerpo ebrio
la salvaje reunión de la forma circular de una teja
y el letrero de bienvenida en inglés
comimos el destierro desenfrenados
alcohólicos en la ciudad de la sed

un edificio aquí la piel en cada hoja
enamoramos a las chinas con los ojos acicalados de tormentas tropicales
y redondos como la luna que se ocultaba detrás del hotel

desde el último piso abrazamos la calle extensa que unía
el río subterráneo y un mcdonalds que vendía pollo picante
para desplazar la destreza que producía amarnos locamente
por las avenidas con nombres de antiguos reinos
no supimos nunca sobre el silencio que se colaba a veces entre los autos
dejando pasar una gota de deseo antiguo

los perros l…