Detrás del espesor de tus trazos, emerge la poesía del color, no importa tu idioma. Hablamos el lenguaje del aleteo. Tú, caminando debajo de la lluvia ideando ciénagas azules con gold, yo, puteando de ida al trabajo, contando mi vida con palabras. Somos lo mismo en horas distintas. Universos que se conjugan bajo el cielo estrellado de Van Gogh, con su café solo en una avenida de la memoria. Trazo este mapa desde donde estás hasta mis pensamientos y solo es posible un poema.

A Galya Nikolova
MULHER MODERNA
ANA CRISTINA CÉSAR

QUOTEKO DE LEONOR FINI

Opto por la mirada estetizante con un epígrafe de mujer moderna desconocida. ("No logro explicar mi ternura, mi ternura ¿entiendes"?). No soy ratón de biblioteca, casi no entiendo aquel museo de la plaza, no tengo impulso de producción, no nací para gitana, y además tengo también el llamado ojo con pecados. ¿Ni aquí? Te recito WW:
"Amor, eso no es un libro, soy yo, es a mí al que sostienes yo soy yo quien te sostiene
/(¿es de noche?
¿estuvimos juntos y a solas?), caigo de las páginas
a tus brazos, tus dedos me entorpecen, tu aliento,
LEONOR FINI
tu pulso, me sumerjo de los pies a la cabeza, 
delicia, y basta:
Basta de nostalgia, secreto, impromptu, basta
del presente deslizándose, basta del pasado en video-tape
imposiblemente veloz, repeat, repeat.
Toma este beso tan solo para tí y ya no me olvides.
Trabajé todo el día y ahora me retiro, ahora
descanso de mis cartas y traducciones de muchos orígenes,
me espera una esfera más real que la soñada, más directa, dardos y rayos a mi regreso. ¡Adiós!
Recuerda mis palabras una a una, Yo podré volver. Te amo, y parto, yo incorpóreo,
AUTO RETRATO DE GALYA NIKOLOVA
triunfante, muerto".

Entradas populares de este blog

ARIADNA LA MINOTAURO y su laberinto:

NOCHE en TRISTE: El vino sabe a verdad, a tormento, a llanto. Esta noche la vida escribe trilce sobre mi piel y con sus dedos dibuja la angustia.

NO DORMIRÉ HASTA QUE APAREZCAN LOS UNICORNIOS